La 10 comidas mas peligrosas para los niños pequeños

play all visit

Todas tenemos un miedo en común y ese es el que a nuestros hijos les pase algo ….

Aquí te dejamos un listado de las 10 comidas con las que debes de tener cuidado ya que son peligrosas para nuestros hijos pequeños:

1- Palomitas de Maíz, por textura y forma son un foco de peligro inminente. Deben ser evitadas.

2- Marshmallows- Sustancias, deben ser evitados, ya que por su complexión se pueden alojar con facilidad en la garganta.

3- Caramelos Duros- Chicles, deben ser evitados, porque pueden ser inhalados por los niños al reir, respirar profundo, o tratar de tragárselos completos

4- Frutos secos como almendras, nueces, avellanas, pistachos, que de plano deben evitarse ya que muchas veces sus residuos pueden alojarse en pulmones u otras áreas pudiendo generar graves consecuencias a la salud de los niños y niñas. Es importante recordar que la mayor cantidad de casos de asfixia en España ocurren por el consumo de estos alimentos.

5- Alimentos de textura pastosa como mantequilla de maní, mantequilla de almendras, crema de avellanas…etc. La textura que poseen se vuelve dificultosa de tragar de una sola vez para los pequeños, es por eso que se aconseja untarlas como una capa delgada en un trozo de pan o galleta blandos. Y siempre acompañar de líquido, como un vaso de jugo, leche, agua.

6-Manzanas enteras (deben proporcionarse finamente ralladas en formato crudo, cortarlas en forma de palitos y finamente picadas cuando son cocidas, o en forma de puré, nunca en rodajas)

7. Zanahorias crudas enteras, por la misma razón anterior. También deben consumir cocidas o ralladas, de lo contrario cortarlas en forma de palitos y nunca en rodajas.

8- Uvas enteras, deben ser siempre proporcionadas a los niños cortadas por la mitad o más trozos dependiendo del tamaño, y sin pepitas.

9- Salchichas enteras o cortadas a lo largo, pero nunca en rodajas.

10- Trozos grandes de carne, al igual que las salchichas, deben ser cortadas en cubitos o trozos muy pequeños, no deben ser duras, y desde luego, jamás contener nervios.